Conferencia: ¿Cuántos tipos de oratoria hay?
ã Miguel Ángel Ruiz Orbegoso,
Del Archivo de Oratorianet: "Casilla de respuestas, Archivo 2"
____________________________________________________________________________________

Se dice que hay tantos tipos de oratoria como la cantidad de las personas que la practican: Natural, primitiva, laboral, castrense, religiosa, comercial, estudiantil, espiritual, política, social, fácil, clásica, histriónica, helenista, moderna, dinámica, eficaz, entretenida, ininteligible, aburrida, ridícula y tantas como se nos ocurran.

Una pregunta que de cajón se hacen algunas personas es "¿cuántas clases de oratoria hay?", porque alguien les hizo la pregunta o simplemente desean saberlo por curiosidad.

Para entender la respuesta es importante notar que la oratoria es considerada como el 'arte de hablar', y como tal, tiene tantas manifestaciones como el artista que la cultiva. Por ejemplo, si hablamos del arte de dibujar, pintar, tocar un instrumento musical, componer canciones, fabricar esculturas o edificios, o del arte culinario, el arte de tejer, la ebanistería y un sinfín de expresiones del talento humano, podríamos escribir una lista interminable.

En mi opinión, pensar en cuántas clases de oratoria hay, es similar a preguntarnos cuántos ritmos musicales hay, cuántos bailes, cuántos estilos de escritura, cuántos idiomas. La respuesta es: tantos como los artistas que los cultivan. De modo que aunque podríamos atrevernos a clasificar la oratoria según su naturaleza, según su orientación o según su objetivo, finalmente la respuesta sería un poco caprichosa, porque se trata del 'arte de hablar', una habilidad tan antigua como el ser humano.

Sin detenernos a contar la cantidad de idiomas, la oratoria, como los diamantes, podría tener muchas caras y, al mismo tiempo, lucir atractiva y hermosa. Lamentablemente, lo mismo que sucede con todas las manifestaciones humanas, puede utilizarse egoístamente para propósitos nada loables. Líderes de la política, el militarismo, la religión y el comercio han utilizado la lengua de manera arbitraria para cazar, como con una red de pescar, a muchedumbres enteras a través de los tiempos. Muchos de los llamados 'grandes oradores del mundo' han usado la palabra para acumular riqueza y poder efímeros.

Por eso, Oratorianet tiene como objetivo ayudar a las personas a utilizar la oratoria de manera práctica. De ninguna manera y en ningún lugar nos explayamos considerando aspectos puramente teóricos de la oratoria y las relaciones humanas. Es nuestra intención poner a tu alcance los conocimientos que te permitan utilizarla para exponer tus ideas y alcanzar objetivos loables. En cuanto a quién fue el más grande orador del mundo, qué opinamos sobre la oratoria de tal o cual personaje famoso, cuántos son los más grandes oradores de nuestros tiempos, y preguntas similares, dejamos que las respondan las páginas web dedicadas a la oratoria clásica, a la historia de la oratoria y afines.

Oratorianet tiene un propósito docente práctico, y aunque acoge con estimación las inquietudes y preguntas de muchos de nuestros lectores, se concentra en los aspectos de la enseñanza de utilidad práctica que puede ayudar a las personas a abrir la boca y hacerlo con cada vez más eficacia. Eso significa que uno puede llegar a presentar un discurso competente sin necesidad de tener conocimiento de los aspectos puramente teóricos de la oratoria, tal como la conciben muchos estudiosos de la materia.

Si visitas http://www.altavista.com y haces clic en ORATORIA/ HISTORIA DE LA ORATORIA, hallarás un mar de información teórica interesante. El campo de Oratorianet es la oratoria práctica, la que puede aplicarse aquí y ahora, la que permite que hombres, mujeres y niños, que antes permanecían callados por temor al qué dirán, se suelten y digan con pasión controlada lo que piensan y sienten. Aunque en otro artículos expliqué que podría hablarse de una oratoria natural, primitiva, laboral, castrense, religiosa, comercial, espiritual, política, psicosocial, fácil, clásica, moderna, dinámica... tantas denominaciones como se nos ocurran, creo que lo importante es aprender cuanto antes cómo funcionan los principios para hablar en público, para disfrutar, como otros, el placer de tomar la palabra en cualquier momento.

Ilustrémoslo así: Un niño que quiere pasear en bicicleta por el parque, y aún no sabe montarla, no le interesa tanto la manera como el fabricante fusionó los metales del armazón, ni de qué material hizo los neumáticos o el asiento. Solo quiere saber cómo empujar los pedales, mantener firme el timón y frenar. ¡Porque quiere subirse y aprender cuanto antes, para poder pasear con sus amigos! Algo similar sucede con la oratoria y cualquier arte. Solo tienes que abrir la boca y expresarte siguiendo unas cuantas pautas básicas necesarias. Entonces tu oratoria marcará un estilo nuevo e independiente.

Por otro lado, cuanto más entiendas cómo funciona la oratoria, es decir, cuanto más aprendas a cultivar tus recursos humanos, más eficaz será tu manera de exponer. Si estudias poco, tu eficacia será poca; y si estudias mucho, mucha.

 

Dale Carnegie decía: "Toda expresión artística es autobiográfica". Por lo tanto, más que averiguar cuántas clases de oratoria hay, concéntrate en el estudio y la aplicación de los principios y las reglas, para que comiences cuanto antes a producir tu propio estilo y llegues a sentir el placer de dirigir la palabra ante un auditorio.
___
Si quieres más información y tu PC está conectada a Internet, haz clic en la siguiente dirección:
http://www.oratorianet.com/Dema.html