¡Hola!

¿Qué necesitas? ¿Tienes que preparar un discurso, motivarte, motivar a otros, vender o aprender técnicas de relaciones humanas o de atención al cliente? ¿Tienes a tu cargo un grupo de estudiantes de oratoria y tienes un método, pero buscas otro para enriquecerlo? ¿Te han pedido que sirvas de juez en un concurso estudiantil de oratoria y quisieras hacer una evaluación objetiva y al mismo tiempo considerada, estimulante y positiva? ¿Eres un supervisor de ventas y se te acabaron los temas para estimular a tu grupo?

Como generador de contenidos, diseñé Oratorianet.com para ofrecerte todo eso y mucho más de modo que refuerces tu capacitación básica de una manera fácil de entender y asimilar.
¡Has hallado una puerta abierta a tu desarrollo integral! Sobre todo, deja de angustiarte si por motivos ajenos a tu voluntad sufriste algún revés y probablemente tengas que empezar de nuevo. Si en este momento sientes que solo eres un usuario o espectador de nuestros contenidos, no te preocupes. Con nuestro apoyo pronto también generarás tus propios discursos y redacciones para tu entera satisfacción. Tú solo continúa leyendo y la información comenzará a influir positivamente en todas tus actividades diarias, dando fruto en la forma que más lo necesites.

Por ejemplo, si investigas las biografías de la mayoría de los triunfadores, notarás que una de sus más notorias características fue empezar desde cero a cada rato. Porque el triunfador es un porfiado ante la frustración. La reconoce, la acepta, la asimila, la entiende y la tuerce para que funcione a su favor, ¡y le saca provecho! No acepta un "no" como respuesta mientras en su corazón sienta que existe una esperanza. Además, entre nous, a menos que hayamos perdido la memoria, nadie empieza desde cero dos veces, porque la experiencia siempre
coloca a uno muchos peldaños sobre la base, que es desde donde realmente vuelve a empezar. Recuérdalo: Decir que uno empieza 'desde cero' es solo un dicho, porque en realidad nadie empieza desde cero dos veces. Cada experiencia te acerca más a tu objetivo, ya se trate de distancia, entendimiento, sabiduría, calidad, perfección o lo que sea.

Por ejemplo, un corredor de cien metros planos seguramente empieza desde cero a cada rato mientras realiza sus entrenamientos. En cierto sentido está comenzando una y otra vez desde la partida. Pero cada vez que lo hace, no solo adapta mejor
su cuerpo al reto, sino que añade la aplicación de todas las sugerencias de su coach. Volverá a empezar de cero, pero su mejor carrera todavía está adelante. No le importa volver a empezar. Porque se ha convertido en parte de la rutina que lo llevará al éxito.

¿Alguna vez alguien te dijo o te dio a entender que cree que eres un mediocre? ¡Niégate a autorizarle a tu cerebro que tal idea eche raíces en tus pensamientos siquiera por un segundo de modo que te deprima! Esa persona no sabe lo que dice. Mediocre significa "de calidad media; de poco mérito, tirando a malo". ¡Y esa es una etapa lógica, previa y obligada para todos los que alguna vez se especializaron en algún campo y alcanzaron el éxito! Nadie con dos dedos de frente supone que jamás alguien hubiera triunfado en cosa alguna sin haber saboreado las severas golpizas del fracaso muchas veces a lo largo de su vida.

Por eso es muy larga la lista de las personas que confesaron haber alcanzado reconocimiento en su campo, o en algún período de la historia, o alrededor o después de cumplir los 50 años de edad, que es cuando el cúmulo de experiencias realmente les dieron sus frutos más satisfactorios. Además, sería ingenuo creer que lo lograron sin ayuda, ¿verdad? Por eso, los que hablan con desprecio de aquellos a quienes consideran mediocres no saben lo que están hablando, porque no están teniendo en cuenta que probablemente ellos mismos fueron unos fracasados antes de tener algún éxito.


Cierta persona siempre se jactaba ante todos de que nunca en sus más de 60 años de vida había tenido un accidente automovilístico, y todos decían "¡¡Ohhh!!". Lamentablemente, un día, entrando a curva cerrada perdió el sentido y se estrelló aparatosamente contra otro vehículo. Sus días de jactancia se acabaron. Ahora disimula diciendo: "Siempre hay una primera vez". Por eso, no te dejes desanimar cuando alguien menosprecie tus esfuerzos. Esa persona no sabe a quién tiene enfrente, porque no puede ingresar a tu mente y corazón para saber todo lo que te costó llegar hasta donde llegaste; no sabe cuáles son tus verdaderas motivaciones y metas en la vida, y casi podrías dar por sentado que ni siquiera sabe dónde está parada. No temas.

Aunque es cierto que a veces se oye de jóvenes que alcanzaron un rápido supuesto éxito aquí o allá, ¿qué es lo que verdaderamente vale, cómo comienzan su vida, o cómo terminan? Lo que verdaderamente importa en la vida es hacer cosas que permitan a uno labrarse una buena reputación. De nada sirve que alguien alcance un gran éxito en la juventud si lo consigue a costa de terminar en el más arrinconado fracaso en su vejez. ¿O qué hay de los programas de televisión que tratan sobre casos basados en archivos forenses, en los que no pocas veces se dice que la víctima era un próspero hombre de negocios, una maravillosa estudiante universitaria, un niño o una extraordinaria ama de casa? Alguien degolló sus gargantas y los arrojó a un río o los abandonó al lado de un camino. Es lamentable que esas cosas sucedan, pero ilustran que nadie tiene la vida comprada. Todos podemos terminar de una manera inesperada.

Por eso, no es sabio jactarse. Lo importante no es cómo uno comienza una carrera, sino cómo la termina, y para terminarla bien, hay que empezarla bien, lo cual implica fracasar muchas veces, entender el fracaso como un medio de aprendizaje y utilizar la frustración como un puente hacia el éxito. Eso lo saben bien todos aquellos que sudaron la gota gorda en sus carreras y especialidades y posteriormente disfrutaron de sus propios méritos. Algunos lo lograron muy jóvenes, otros, alrededor de los 50.


¿Y qué hay si uno ha tenido éxito en la juventud y lo consiguió a costa de terminar en el más arrinconado fracaso en la vejez? En tal caso, lo importante es comenzar nuevamente, pensando en cómo quiere terminar realmente su carrera. Se dice que uno nunca debe decir "nunca", solo que a veces debemos decir que nunca es tarde para empezar. Habrá nuevos fracasos, y también nuevas recompensas. ¿Podemos empezar tarde? ¡Claro que sí! Todo es cuestión de adaptarse a las nuevas circuntancias y hacer aquello que esté a nuestro alcance, ya sea físicamente, materialmente, intelectualmente, emocionalmente o espiritualmente.

¿Qué harías si tuvieras mucho dinero y no supieras qué hacer con él? Estás triste. Sientes que no tienes vida. Pero de repente se te ocurre llamar a cada una de las personas de escasos recursos que conoces y les propones ayudar a cada una a poner un pequeño negocio con la condición de que te incluyan como socia mayoritaria y que acepten que tú administres el negocio. Contratas a un administrador que se haga cargo de todo y al poco tiempo ves como todos prosperan y te visitan para agradecértelo. ¿Qué ha sucedido? Solo tuviste que pensar en la idea para renovar tu motivación. Ahora solo tienes que mover tu mano para hacer un par de llamadas y firmar los documentos. El resto caerá por su propio peso. Es una imaginación, por supuesto, pero te sirve para percibir el poder de una simple idea.

Muchos han empezado después de llegar a la madurez. Incluso hemos visto a artistas de cine que después de alcanzar el éxito se dieron cuenta de que su verdadera vocación era hacer felices a los demás de otras maneras. Por ejemplo, unos se fueron a África a convivir con los pobres y ayudarles a ser felices, otros a cuidar la fauna o la flora silvestre en otros lugares de la Tierra. Reconozcámoslo con hidalguía: La mediocridad es solo una etapa esencial por la que debe pasar todo aquel que quiera salir adelante y hacer algo realmente interesante que beneficie a la humanidad. Lo importante no ocurre cuando uno comienza un proyecto, sino el beneficio que produce para los demás, las satisfacciones que resultan para uno mismo, y, sobre todo, la repercusión que tiene en su relación con Dios.


¡En sus biografías, casi todos los especialistas cuentan acerca de cómo -cuando estaban en ciernes- otros los consideraban mediocres porque los comparaban con los expertos de la época! Por ejemplo, Walt Disney, que hizo famoso a Mickey Mouse, o Dewitt Wallace, que fundó la revista Selecciones del Reader's Digest, por mencionar solo dos casos, fueron tildados de mediocres en más de una ocasión por los editores de su época, personas importantes que sin misericordia les auguraron un fracaso total en sus proyectos. ¡Pero estaban muy equivocados!

Y ni qué decir de Cristóbal Colón, que el rey lo consideró tan poca cosa que le dio una sola carabela, la Santa María, para cruzar el Atlántico, el océano más peligroso del mundo (recordemos que La Niña y La Pinta fueron donadas por los hermanos PInzón, que se le unieron después). Y qué hay de Henry Ford, que terminó compareciendo a juicio porque alguien lo tildó de ignorante e inculto. ¡Qué faltos de perspicacia! Usualmente los criticones carecen, precisamente, de un criterio mínimo para discernir que están ante verdaderos expertos en su campo.

¿Quiénes entonces
demuestran ser los verdaderos mediocres? Los que no tienen visión para ver el potencial en los que tienen enfrente. En realidad, el orgullo, la ignorancia, el prejuicio, el temor o la envidia los ciega y no logran ver a quiénes tienen delante sino hasta que estos regresan con el éxito entre sus manos. ¡Y en la mayoría de los casos se trata de verdaderos autodidactos!

Por eso, no te dejes caer. Y si caíste, levántate, no importa la edad que tengas, no importan las circunstancias. Y si vuelves a caer, vuelve a levantarte. Y si vuelves a caer, vuelve a levantarte. Vivimos en tiempos en que no encontrarás mucha gente dispuesta a tenderte una mano. Debes aprender a levantarte y salir adelante por tu cuenta en cualesquier circunstancias. Oratorianet.com es semejante a esa mano.

Reconocemos que no es fácil y que suena duro. Pero ¿acaso alguien te dijo alguna vez que cosechar lo bueno sería fácil? ¡Cómprate un porfiado, colócalo en un lugar apropiado y dale un golpe cada mañana al levantarte y otro al acostarte, o en cualquier momento! Te recordará la técnica para tener éxito: No quedarte abajo. No me refiero a ser una persona porfiada y terca en el sentido de no entrar en razones, sino a la cualidad de ser insistente y perseverante hasta conseguir lo que te propongas.

Cierta noche estábamos reunidos un grupo de amigos, disfrutando de un momento muy agradable. De repente uno de ellos comenzó a contarnos acerca de las duras penas por las que había pasado durante muchos años de su vida en un país donde el gobierno había reprimido la liibertad de expresión. "¿Cómo pudiste soportar?", le preguntaron. "Decidimos convertirnos en estacas, que cuanto más nos golpeában las circunstancias, más nos clavábamos en nuestra decisión de hacer lo que era correcto". La cualidad de una estaca radica en clavarse profundamente. Pero no lo hace por sí misma. Algo tiene que darle duro en la cabeza. Y cuanto más le dan, mejor cumple su cometido. La estaca es una excelente ilustración de una persona que se mantiene firme en su propósito de hacer lo que sabe que tiene que hacer.

Oratorianet.com, un site de autoayuda

Cuando cumplí 50, de los cuales había acumulado más de 20 de experiencia como conferenciante y más de 30 de tomar mi primer curso de comunicación, fundé este web site para dejar abierta una puerta ancha que condujera al desarrollo de la personalidad de quienes necesitaran aprender a fortalecer su confianza, ganar amigos, exponer en público con eficacia y enfrentar la vida con la mirada puesta en un futuro mejor. Cada lector individual echaría mano interactivamente de toda la información que necesitara con una mínima intervención de mi parte. ¡Tú y tu PC interactuando sin tener que recurrir a otros por ayuda cuando necesitaras diseñar, armar o presentar un discurso eficaz!

Oratorianet es un sitio ideal para autodidactas y gente inteligente que busca un verdadero autoservicio de oratoria, motivación, relaciones humanas y técnica básica de ventas, ya sea porque no pueden o no quieren matricularse en un curso en su ciudad, o porque no tienen mucho dinero, o porque han llegado a desconfiar de ciertos cursos tradicionales, o porque son figuras conocidas en la comunidad y no quisieran rodearse de gente común para practicar algo que envolvería cierto grado de crítica, o porque tienen un grave defecto físico o de personalidad y no quieren exponerse abiertamente ante desconocidos.

Oratorianet no es un curso, sino un sitio web que te da en la yema del gusto en lo que refiere a ayuda práctica e información dinámica para el entrenamiento efectivo en oratoria. ¡No hay un sitio igual! No tienes que llenar un engorroso registro de datos personales, tampoco te sometemos ni condicionamos a ninguna evaluación previa ni te clasificamos de manera alguna. Todo lo haces por tu cuenta desde cualquier computadora conectada a Internet y a tu propio ritmo.


Eso no significa que no seamos exigentes. De hecho, nuestras técnicas son simples, mas, como verás, las explicaciones pudieran profundizar de modo que realmente te hagan pensar y asimilar el contenido. En otras palabras, no te tomamos exámenes ni te calificamos ni apuramos, aunque reconocemos que si no estudias a fondo la información, no obtendrás muchos beneficios. Como casi todo en la vida, la satisfacción es para quienes se esfuerzan, y la medida de satisfacción, proporcional a su interés.

Me he esforzado por proveerte un site dinámico
en oratoria, relaciones humanas, técnica de ventas y motivación por delivery para que te sirva de autoayuda. Y lo encontraste! La pregunta es: ¿Que harás ahora? De ti depende
el resto. La pelota está en tu lado de la cancha. Si le pones esmero, potenciarás increíblemente tu capacidad y habilidad. Porque a pesar de que hay muchos cursos de oratoria, ninguno te dice las cosas como Oratorianet. Como ejemplo, entra a nuestro Glosario y dale un vistazo al contenido. Tendrás suficiente material para expandir tu entendimiento sobre muchos asuntos en los que tal vez no te habías detenido a pensar.

¿Qué quieres saber? El material a tu disposición está diseñado para funcionar como si hicieras clic directamente en mi cerebro y sacaras lo que necesitas para aplicarlo a tu vida, a tu manera de exponer, y darle tu propio enfoque. Aquí no hallarás teorías vagas ni conocimientos etéreos que den vueltas sobre filosofías interminables ni nada sobre la historia de la oratoria, geografía de la oratoria ni antropología de la oratoria, porque con eso no te ayudaría a hablar mejor. Tampoco me interesa cargar las páginas con diseños gráficos impresionantes que solo retardan su apertura para quienes tienen computadoras lentas o antiguas. Cuanto menos adorno, más rápido obtendrás la información. Es un site para ayudarte a diseñar y presentar discursos sencillos y directos, no para llenar tu cabeza de teorías inaplicables. Nuestros métodos no son simples hipótesis. Son instrucciones eficaces comprobadas vez tras vez durante más de 30 años.

Algo sobre Oratorianet

En 1978 diseñé mi método de oratoria Las 4 Leyes de Técnicas Dinámicas Para Hablar en Público, Ganar Confianza y Relacionarse con los Demás, con el que ayudé a muchas personas a estudiarlo y aplicarlo. Desde 1983 lo presenté durante varios años en el local de la Camara Junior de Lima, Perú, y desde entonces, viajé mucho llevándolo a todas partes con el patrocinio de varias compañías e instituciones de prestigio.

En 1988 publiqué Las 4 Leyes de Técnicas Dinámicas Para Hablar en Público, Ganar Confianza y Relacionarse con los Demás©, un manual abreviado para el estudiante de oratoria, y en el año 2000 fundé www.oratorianet.com. En 2001 puse mis enseñanzas al alcance de cualquier persona alrededor de la Tierra, ya se encontrara tan lejos como en la Antártida, el Ártico o alrededor del Ecuador.

En 2002 terminé el manual de 390 páginas en papel  Sugerencias Para Aprender a Exponer en Público©, y seleccioné a Libros en Red, de Argentina, para su lanzamiento en papel y dos versiones digitales (LIT y PDF).

En 2005 nuestros lectores ya situaban a Oratorianet.com en el primer lugar de las listas de Google y Yahoo en español, los más conocidos motores de búsqueda de Internet de entre aproximadamente 290.000 y 2.000.000 de páginas web de ORATORIA de aquel tiempo. Y se mantuvo así
durante muchos años. Si bien es cierto que nunca tratamos de competir con nadie, aquello dijo mucho acerca de nuestro trabajo, empeño y dedicación.

En 2011, al tiempo de escribir esta nota, Google alistaba en su buscador más de 4,900,00 páginas web de oratoria, y Oratorianet.com continuaba en los primeros lugares. Un portal de autoayuda disponible las 24 horas, los 365 días del año con varios libros web interconectados: El "Archivo de Oratorianet", la separata de "Las 4 Leyes", "Archivos Compartidos", "Principios de Ventas", "Guía para escribir" y otros con los que puedes profundizar mis métodos o leer mis comentarios respecto a asuntos relacionados con los mencionados campos básicos del desempeño humano. Hoy en día se puede acceder a los primeros lugares en algunos motores de búsqueda a cambio de incentivos económicos, no necesariamente según las estadísticas de búsqueda. Oratorianet.com nunca se ha valido de tales arreglos. En Duckduckgo.com, Oratorianet.com se mantiene en los primeros lugares.

Si prefieres usar Google, puedes ampliar tu búsqueda escribiendo así las frases:

"www.oratorianet.com relaciones humanas"
"www.oratorianet.com motivación"
"www.oratorianet.com ventas"

Solo tienes que escribir en el cuadro de búsqueda de Google o Yahoo! la frase "site:www.oratorianet.com" seguida de la palabra que expresa lo que te interesa. Por ejemplo, "www.oratorianet.com timidez" o "www.oratorianet.com miedo" o "www.oratorianet.com hijos" o "www.oratorianet.com esfuerzo" o "www.oratorianet.com éxito" o "www.oratorianet.com fracaso" o "www.oratorianet.com docente" o "www.oratorianet.com ademanes" o "www.oratorianet.com desánimo" o "www.oratorianet.com concurso" y el buscador te llevará a artículos específicos de Oratorianet.com donde se tratan esos asuntos.

Algo más sucedió en 2011 que nos llenó de gran satisfacción. Como explicamos en nuestra página de TERMINOS Y CONDICIONES:
Por muchos años concedimos acceso a nuestra zona excclusiva de Las 4 Leyes y al Archivo de Oratorianet a cambio de una suscripción. Pero nos preocupaba profundamente que en algunos países de habla hispana hubiera muchos lectores que nos decían que no podían acceder a esta valiosa herramienta porque no podían obtener una tarjeta de crédito para efectuar el pago. Entre estos, maestros, jovencitos en edad escolar y adultos de escasos recursos de zonas apartadas, así como hombres y mujeres emprendedores que habían caído en desgracia y habían perdido poder adquisitivo, pero necesitaban los recursos intelectuales que les permitieran levantarse a sí mismos, alzar la cabeza, darse un respiro y salir de una vez por todas de su desfavorable situación.

Por eso,
después de 10 años de arduo trabajo, nos complació ver la manera de alzar dicha barrera y permitir que más hombres y mujeres de bien por fin disfrutarían de la oportunidad de echar mano a esta útil información, que no solo les sería necesaria para desempeñarse más eficientemente en el campo estudiantil y docente, sino ventajosamente en lo personal, laboral y social.

Espero que sus loables metas en la vida sean, a partir de hoy, más fáciles de conseguir mediante la aplicación prudente de Las 4 Leyes.

Cómo te beneficias

Desde 1979 han asistido a mis conferencias y seminarios hombres y mujeres de las más variadas profesiones y oficios, individualmente o como parte de la fuerza de ventas y personal administrativo de compañías e instituciones. también niños y jóvenes de muchas escuelas, academias, institutos y universidades. Y durante varios años mi curso de oratoria estuvo disponible al público en la Cámara Junior, donde unos asistían para desarrollar confianza para hablar ante un auditorio, y otros, para aprender técnicas eficaces para motivar, exponer o vender sus productos y servicos.

Si te esfuezas por aplicar Las 4 Leyes, lograrás que los que te escuchen te entiendan mejor, recuerden por más tiempo las cosas que les digas, se sientan movidos a cooperar contigo en todo aquello que les propongas y siempre estén dispuestos a prestar atención a tus palabras. Sinceramente vas a arrepentirte de no haberlas conocido antes.

Cómo puede ayudar al personal de tu empresa

Usualmente el personal de las empresas, sobre todo de las que tienen un roce constante con la clientela, se desalienta fácilmente debido a las fuertes presiones del sistema. Eso afecta negativamente la producción. Los gerentes son responsables de velar porque se refuerce constantemente su motivación, porque de ello depende mucho la calidad del servicio. Sabemos que en tiempos de fuerte competencia gana el que ofrezca un mejor servicio y calidad en el trato como valor añadido. Sin motivación, los negocios pueden perderse. Las conferencias de Oratorianet son un estímulo que contribuye a esa motivación.

Por ejemplo, aunque es un hecho comprobado que los hijos rinden más y fortalecen su autoestima cuando sus padres les prestan atención personal, los estimulan regularmente y los aconsejan de vez en cuando, muchos padres prefieren matricularlos en caros, extensos y dolorosos cursos de artes marciales. Algo similar ocurre con el personal de una compañía. Si bien es cierto que a veces está justificada su inscripción en extensos, caros y tediosos cursos de capacitación que consumen valioso tiempo de su descanso y vida familiar, por lo común, todo lo que necesitan es un refuerzo constante de motivación. Las variadas Conferencias de Mentalidad Vendedora, inspiradas en Las 4 Leyes contribuyen a cualquier programa de capacitación que tiene ese propósito.

Oratorianet te sirve para todo

Oratorianet.com es una biblioteca virtual. Te ofrece todo lo que necesitas básicamente para motivar, exponer en público, ganar amigos y vender tus productos y servicios de una manera sencilla. Y te sirve de manera integral para mejorar tu eficacia en el desempeño de tus labores diarias sin importar tu edad, sexo o a campo de desempeño. Simplemente, selecciona uno de nuestros artículos, prepara un discurso motivador ¡y preséntalo! Y si quieres que te apoyemos con una conferencia en el marco de un curso o seminario que hayas planeado, pásanos la voz. Un tema sobre oratoria dará en la yema del gusto de los participantes. Y si tienes habilidad para organizar eventos, ¿has pensado en la interesante meta de organizar un Curso o Seminario de Oratorianet en tu ciudad? ¿Por qué no?

Puedes volver a la página principal ahora mismo y escoger un tema de tu interés, o simplemente mirar la sección de preguntas o nuestro Glosario y leer decenas de respuestas y comentarios publicados. También puedes leer los comentarios de algunos de nuestros lectores. Eso te dará un buen comienzo para reforzar tu capacitación. Y recuerda, www.oratorianet.com no es un curso de oratoria, sino una enorme biblioteca de autoayuda, un autoservicio para el asesoramiento personalizado en oratoria por Internet. ¡Solo estira la mano y toma todo lo que necesitas! En poco tiempo verás cómo tus éxitos caerán por su propio peso. ¡Recibe la más cordial bienvenida a Oratorianet.com!

Miguel Ángel Ruiz Orbegoso
Fundador de www.oratorianet.com


MÁS  TÉRMINOS Y CONDICIONES  |  ARRIBA  | ¿TIMIDEZ?  | BLOGINICIO