REGRESAR





¿Cómo se prepara una conferencia?
©Miguel Ángel Ruiz Orbegoso

Un discurso es una línea de razonamiento que establece claramente un asunto. Cuando este se presenta ante un auditorio, tradicionalmente tiene tres secciones troncales: una introducción o comienzo, un desarrollo o explicación, y una conclusión o final. Un alumno de Dale Carnegie solía decir: “En la introducción les digo de qué les voy a hablar; en el desarrollo les hablo de lo que les dije que les iba a hablar; y en la conclusión les hablo de lo que les dije que les iba a decir”. Una forma graciosa de armar un discurso.

Pero es cierto: La introducción sirve para anticipar el tema; el desarrollo, para explicar el asunto; y la conclusión, para motivar o mover a acción.

Aunque tanto en la introducción, el desarrollo y la conclusión les hablamos de lo mismo, lo hacemos desde diferentes puntos de vista. Por ejemplo, en la introducción solo presentamos un breve anticipo de lo que diremos después. Es solo para que sepan de qué vamos a hablar. En el desarrollo presentamos el argumento, con sus pruebas, evidencias, testimonios y demás recursos para convencer y persuadir. Y en la conclusión les damos una orientación específica junto con una razón de peso que sirva de incentivo para actuar en armonía con lo que hemos explicado. Un resumen de un ejemplo de discurso sería, por ejemplo:

Introducción: ¿Sabe usted por qué en cierto país los suicidas escogieron principalmente el día lunes y el mes de mayo para quitarse la vida?

Desarrollo: ¿Qué conexión hay entre los problemas, la frustración, el estrés y la depresión? ¿Qué soluciones han propuesto los especialistas? ¿Cómo manejar la ansiedad en el futuro?

Conclusión: Por eso, 1) Haga todo lo posible por entender el problema, 2) Tome una decisión al respecto y 3) Aplique la solución teniendo en cuenta su bienestar y el de los demás.´

Ahora bien, tu pregunta fue: ¿Cómo se hace una conferencia? Al respecto es importante que notes la diferencia entre un discurso y una conferencia. Como dijimos, un discurso es una línea de razonamiento que uno presenta ante un auditorio. Pero una conferencia es un discurso presentado a manera de diálogo, es decir, conversando con el auditorio o entre miembros de un panel o grupo de oradores. Una conferencia es una conversación.

Para preparar un discurso debes armar una línea de razonamiento para presentarla ante el auditorio; pero para preparar una conferencia tienes que tener, además, una lista de preguntas bien pensadas, para proponerlas al auditorio en el debido momento y provocar una lluvia de comentarios y opiniones que enriquezcan la consideración. También debes hacer una lista de respuestas a todas las probables preguntas y objeciones que te propongan tus oyentes.

De modo que para preparar una conferencia tienes que pensar en las preguntas y respuestas que intercambiarás con tus oyentes a modo de conversación. No es que presentas un discurso y dejas un tiempo breve al final para preguntas y respuestas, sino una sesión que se caracteriza por el diálogo desde el comienzo hasta el final. Recuerda: Si no hay diálogo, se trata de un discurso; pero si hay un diálogo, es una conferencia, y tú la diriges mediante preguntas y respuestas bien pensadas.

ARRIBA